Una falla geológica en la delegación Cuauhtémoc


27/09/2017 02:03

|

Héctor De Mauleón




En la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, en la que se concentran 33 colonias, medio millón de vecinos y una población flotante compuesta por 4.5 millones de personas, se localiza una falla geológica que atraviesa las colonias Hipódromo Condesa, Condesa, Roma Norte, Juárez, Cuauhtémoc, Tabacalera, Guerrero, Morelos, Peralvillo y Maza.

En 2013, la dirección de Gestión Ambiental de la demarcación, encabezada por el biólogo Joel Adrián Tovar, se refirió a esa falla al realizar el Programa de Acción Climática 2013-2015.

El documento —basado en un Atlas de Vulnerabilidad y Adaptación a los Efectos del Cambio Climático, publicado un año antes—, señaló que 72% de la delegación se encontraba en un nivel de vulnerabilidad alto, “por su exposición a riesgos derivados de eventos sísmicos”.

Ese mismo año, el 22 de octubre de 2013, en la Gaceta Oficial del entonces Distrito Federal, se publicó el Programa de Desarrollo de la delegación Cuauhtémoc 2012-2015.

En el capítulo titulado Elementos de Riesgo de Origen Geológico, la Gaceta advirtió que “prácticamente todo el territorio de la delegación se encuentra en condición de peligro sísmico alto”.

Esta condición, de acuerdo con el programa, obligaba a “revisar edificaciones y todo tipo de estructuras, en especial las construidas antes de 1986, para establecer si cumplen con los lineamientos de seguridad estructural del Reglamento de Construcciones del Distrito Federal vigente, y en su caso emitir las recomendaciones e instrucciones necesarias, a fin de que se refuercen las estructuras”.


La publicación incluyó un Índice de Riesgo y Vulnerabilidad en la Delegación Cuauhtémoc.

El Índice repasaba, entre otras cosas, las zonas de inundación, deslaves y derrumbes de la demarcación. Señalaba también que de las 33 colonias que componen el territorio delegacional, 24 de ellas se encuentran en un estado de vulnerabilidad “alto” y nueve en “medio”.

Finalmente revela la existencia de una falla geológica en diez colonias.

De éstas, Condesa, Guerrero, Maza, Morelos, Peralvillo, Roma Norte y Tabacalera son clasificadas con un factor de vulnerabilidad alto.


Cuauhtémoc, Hipódromo Condesa y Juárez son consideradas con factor de vulnerabilidad medio.

La Gaceta informa que 95% de la delegación Cuauhtémoc se halla ubicada en la zona de los antiguos lagos, hoy desecados, y que solo 5% de su territorio (el extremo surponiente) descansa en una zona de transición.

Se lee en el documento:

“Según el Reglamento de Construcción del Distrito Federal, la zona lacustre se integra por importantes depósitos de arcilla altamente comprensible, separados por capas arenosas de limo o arcilla. Los depósitos lacustres suelen estar cubiertos superficialmente por suelos aluviales; el espesor de este conjunto podría ser superior a 50 metros”.


De acuerdo con el programa, “los eventos sísmicos inciden con mayores daños en la zona geotécnica lacustre, por lo que prácticamente todo el territorio de la delegación se encuentra en condición de peligro sísmico alto”.

De acuerdo con el listado de Inmuebles en alto riesgo dado a conocer ayer por el delegado Ricardo Monreal, 57 de los 71 edificios que presentaron daños importantes durante el sismo del 19 de septiembre se encuentran en el territorio que atraviesa la falla geológica.

Del mismo modo, diez de los 14 edificios colapsados se ubicaban en las colonias que según la Gaceta se encuentran “en condición de peligro sísmico alto”.

El documento está disponible aquí  http://bit.ly/2y7vmOK .Cuatro años antes del sismo ordenó “revisar edificaciones y todo tipo de estructuras” ancladas en la falla, “en especial las construidas antes de 1986”.


Precisamente las que se cayeron. Justo las que se encontraban en la falla de la cual nadie nos había hablado nunca.




Ver articulo completo