Los escritores que recibió Hugh Hefner en "Playboy"

Autores como Ray Bradbury, Roald Dahl, Gabriel García Márquez y Margaret Atwood pasaron por la revista del conejito

Foto: Archivo

28/09/2017 11:52

|

Redacción




El editor Hugh Hefner falleció ayer a los 91 años por causas naturales. El empresario estadounidense fundó Palyboy, una de las revistas más polémicas por las fotografías de mujeres desnudas. 

Fuera de la polémica de las imágenes, la revista del conejito fue capaz de competir con publicaciones como The New Yorker Esquire debido a artículos y relatos con los mejores escritores del mundo.

Hefner habría contratado al primer editor literario de Playboy en 1956: Auguste Comte Spectorsky. Según James Gilbert, autor de Men in the Middle: Searching for Masculinity in the 1950s, con esto Hefner ofrecería el estilo de vida, la filosofía y las mujeres. 

The Independent informó que Spectorsky convocó a escritores como Margaret Atwood, Truman Capote y Joyce Carol Oates. 

Además, por las páginas de la publicación corrió por entregas la publicación de Fahrenheit 451, de Ray Bradbury. La salida de la novela distópica en la revista fue entre marzo y mayo de 1954. 

De acuerdo con El Mundo, otros autores que tuvieron un espacio en la revista de Hefner fueron Jack Kerouac, quien encontró a su mejor editor, y Kurt Vonnegut, quien escribió en las páginas de hasta el final de su carrera.


En esta lista también aparecen escritores que están en la historia de la literatura universal como Gabriel García Márquez, Chuck Palahniuk, Ernest Hemingway, Tenessee Williams, Jorge Luis Borges, Norman Mailer, Arthur Miller, Roald Dahl, Nadine Gordimer y Haruki Murakami.

Según The New Yorker, el autor de Charlie y la fábrica de chocolate Matilda también tenía sus historias para adultos, las cuales fueron recuperadas en su colección "Switch Bitch", cuatro largas historias de indiscreción sexual, publicadas inicialmente en Playboy.

La publicación estadounidense señaló que en estos relatos el lector también podría encontrar el placer irreverente en la narración, la actitud de la justicia moral y la agudeza de la voz del autor, aunque estas historias siguen siendo pasadas por alto. 

nrv





Ver articulo completo