"Triángulo de la vida" no funciona en México: Cenapred

Carlos Valdés González, director del Cenapred, señala que en México no existen los llamados “triángulos de la vida”, puesto que nuestros inmuebles son estructuras pesadas

Tomada de Topos de México

28/09/2017 18:28

|

Redacción




Entre las recomendaciones que hemos recibido para salvar la vida ante un sismo es buscar un triángulo de la vida, pero es Carlos Valdés González, director del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Es especialista señala que en México no existen los llamados “triángulos de la vida”, puesto que nuestros inmuebles están construidos con ladrillo, bloque y concreto, materiales pesados que ayudarían a colapsar cualquier estructura.

Valdés González explica que el término “triángulo de la vida” surgió en Estados Unidos, “ donde las estructuras son más ligeras, de madera, entonces un mueble con estas características me permite que si yo me coloco aquí, me dé un lugar seguro”.

En nuestro país, los edificios son muy pesados, por lo que a la hora de derrumbarse, incluso sobre mesa que parecería dura, colapsaría en el instante.

Carlos Valdés González recalcó que los sitios seguros en los inmuebles son junto a las columnas y paredes duras, por lo que es mejor resguardarse junto a ellos.

Recomendó no salir y replegarse durante el sismo puesto que el movimiento del piso puede causar accidentes, ya que el movimiento es continúo y no hay forma en que se pueda desplazarse.


Así que si el sismo nos sorprende caminando “me pego a la pared y me hago bolita. Luego la gente utiliza la posición fetal, la posición fetal es hacerse bolita, cubrirse la cabeza y quedarse pegado en el pasillo, pero eso es cuando voy saliendo ya en uno de estos lugares y el sismo me sorprende ya con movimientos importantes que me impiden caminar”.

Por eso decimos que hay que replegarnos, porque cuando entran a estas ondas que les llamamos, las superficiales, ya el movimiento es continúo, es muy intenso, no hay forma en que pueda yo caminar o correr y voy a caerme, y no estoy viendo el entorno.

ahc




Ver articulo completo