China logra la primera videconferencia cuántica intercontinental

Esta primera demostración del mundo real de comunicación cuántica intercontinental fue posible gracias al uso de Micius, el primer satélite cuántico, puesto en órbita por China en 2016

(FOTO: Especial)

29/09/2017 11:22

|

europa press




La primera videoconferencia cuántica ha tenido lugar entre el presidente de la Academia China de Ciencias, Bai Chunli, en Pekín, y su homólogo austríaco, Anton Zeilinger, en Viena.

Según informa la Academia de Ciencias China, esta primera demostración del mundo real de comunicación cuántica intercontinental tuvo lugar este 29 de septiembre, gracias al uso de Micius, el primer satélite cuántico, puesto en órbita por China en 2016.

Las comunicaciones privadas y seguras son necesidades humanas fundamentales. En particular, con el crecimiento exponencial del uso de Internet y el comercio electrónico, es de suma importancia establecer una red segura con protección global de datos.

Así, el organismo investigador chino explica que la criptografía tradicional suele basarse en la imposibilidad computacional de tratar ciertas funciones matemáticas. Por el contrario, la distribución de la clave cuántica (QKD) que aplica esta nueva tecnología utiliza quanta de luz individuales (el fotón único) en estados de superposición cuántica para garantizar la seguridad entre interlocutores distantes.

Anteriormente, la distancia de comunicación cuántica se había limitado a unos pocos cientos de kilómetros, debido a la pérdida de los canales de fibra o el espacio libre terrestre. Una solución prometedora a este problema es la explotación de satélites y enlaces basados en el espacio, que pueden conectar convenientemente dos puntos remotos en la Tierra con pérdida de canal muy reducida porque la mayor parte de la trayectoria de propagación de los fotones está en espacio vacío, con pérdida y decoherencia insignificantes.

Un equipo multidisciplinario de científicos de la Academia China de Ciencias, dirigido por el profesor Pan Jianwei, ha pasado más de diez años en el desarrollo de un sofisticado satélite, llamado Micius, dedicado a experimentos de ciencia cuántica, que se lanzó con éxito el 16 de agosto de 2016, desde Jiuquan, China, orbitando a una altitud de 500 kilómetros.


El satélite está equipado con tres cargas útiles: un transmisor QKD de estado-señuelo, una fuente de fotón entrelazada, y un receptor y analizador de teletransporte cuántico. Cinco estaciones terrestres se construyen en China para cooperar con el satélite Micius.

El 16 de junio de este año, científicos chinos informaron de la transmisión exitosa de fotones entrelazados entre el espacio suborbital y la Tierra. Se logró la transmisión a una distancia de más de 1.200 kilómetros gracis a este satélite.

El satélite QKD se ha combinado ahora con redes cuánticas metropolitanas, en las que las fibras se utilizan para conectar a muchos usuarios dentro de una ciudad con una escala de distancia de unos 100 kilómetros.

jpe





Ver articulo completo