El memorial olvidado del sismo del 85

El espacio dedicado a honrar la solidaridad durante el 19-S de 1985, ha sido campamento de personas en situación de calle, de manifestantes y hasta mercado ambulante


30/09/2017 00:15

|

Mochilazo en el tiempo




Texto: Gamaliel ValderramaFotos actuales: Yadín XolalpaDiseño Web: Miguel Ángel Garnica Compara el antes y después deslizando la barra central (ABRIR MÁS GRANDE)

VER INFO: http://interactivo.eluniversal.com.mx/graficos/mochilazo-tiempo/plaza-solidaridad.html

La idea era honrar la “Solidaridad” ciudadana durante la emergencia del sismo del 19 de septiembre de 1985. El espacio elegido para este memorial fue un emblemático sitio junto a la Alameda Central que el terremoto arrasó; sin embargo, dicho lugar nació en medio de la polémica y el cambio de nombre. Concebida como la “Plaza de la Solidaridad”, en julio de 1986 pasó a ser “Jardín de la Solidaridad”. El proyecto de la plaza “quedó suspendido indefinidamente” debido a la “divergencia de opiniones” ante la propuesta original que no terminó de convencer a todos los sectores involucrados informaba EL UNIVERSAL.  Imagen del nuevo “Jardín de la Solidaridad” en 1986, visto desde la esquina de avenida Juárez y Balderas. El 15 de julio de 1986 se llevó a cabo una breve ceremonia en la que se plantó el primer árbol. Foto: Colección Villasana-Torres. El nuevo espacio se planeó para ser ligado a la Alameda Central, se erigiría sobre las ruinas del famoso Hotel Regis y ocuparía los terrenos rodeados por la avenida Juárez, Balderas, Doctor Mora y Colón. En 1986 se plantó el primer árbol de lo que se llamó en ese año el Jardín de la Solidaridad, nombre que evocaba el apoyo de la ciudad y del país ante la tragedia de septiembre de 1985.  Vista aérea de la Plaza de la Solidaridad en 2001. La calle de Doctor Mora (derecha) todavía estaba abierta a la circulación vehicular. En Balderas (izquierda) aún no circulaba el Metrobús. Según el artículo de Sara Markowski titulado La alameda y la plaza de la solidaridad. Exploraciones desde el margen, “en enero de 1986 el Departamento del Distrito Federal (DDF), por acuerdo del presidente Miguel de la Madrid, lanzó una convocatoria pública para el diseño de la plaza de la Solidaridad. El proyecto seleccionado fue de ‘carácter modernista’, y tenía previsto en el diseño un conjunto de columnas en círculo, de las cuales saldrían destellos luminosos que podrían ser rayos láser, con una escultura en el centro y una grieta atravesando diagonalmente el suelo”.  La maquinaria pesada hace su aparición para retirar lo que queda del Hotel Regis y el edificio de Salinas y Rocha tras los sismos de 1985.  Plaza de la Solidaridad en 1986, la vista corresponde a la esquina de Dr. Mora y Colón. Crédito: DDF. El proyecto ganador fue duramente criticado por parte de organizaciones sociales e instituciones vinculadas con la problemática del Centro Histórico. Markowski explica que por ese motivo el Departamento del Distrito Federal pospuso la edificación de la Plaza de la Solidaridad. Luego “se anunciaron trabajos de jardinería y forestación. La idea de la plaza se desechó junto con el fallido proyecto, y en su lugar devino el nombre de Jardín de la Solidaridad”.

La demolición por explosivos de dos inmuebles ubicados en Doctor Mora, entre la avenida Juárez y Colón. A la izquierda se ve el edificio de Salinas y Rocha, y junto, uno de oficinas. Ahora en su lugar está la Plaza de la Solidaridad.

Gráfica de inicios de 1986. Del lado izquierdo se observa el terreno ya sin los escombros del  Hotel Regis y el edificio de Salinas y Rocha. En enero de 1986 se lanzó una convocatoria pública para el diseño de la Plaza de la Solidaridad. Dos meses después de la apertura del concurso, se dio a conocer el nombre del arquitecto ganador. Dicho proyecto nunca se llevó a cabo. Foto: Colección Villasana-Torres. El artículo publicado en la revista Antropología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aclara que después de la polémica dicho espacio “se consolidó como una plaza que tiene cuatro fuentes, bancas, algunos árboles y una escultura en el centro que representa la unión de dos manos que simbolizan la solidaridad”, no sin antes ser un espacio de campamentos de damnificados por el sismo de 1985, de personas en situación de calle y manifestantes, hoy en día en la explanada también se instala un mercado ambulante.  Esquina de Balderas y Juárez en 1994. Del lado derecho se observa la Plaza de la Solidaridad. En la imagen se observan algunos escalones que conectaban el jardín con la calle. Hoy este espacio está casi a nivel de calle. 

Rescate y olvido

 En 1997, a 11 años de haber sido plantado el primer árbol, la Plaza de la Solidaridad tuvo varios trabajos de remodelación, los que incluían la instalación de una escultura del artista Javier. Se trataba de un monumento de 2.70 metros de altura en forma de tres manos de bronce que sostienen un asta bandera y que simbolizan la unidad.

Un trabajador de la construcción posa junto a la recién colocada escultura del artista Javier en la Plaza de la Solidaridad. Hasta julio de 1997, la integración del monumento era la cuarta intervención a dicho espacio público.     

La Plaza de la Solidaridad alguna vez fue escenario de destrucción en 1985, actualmente se realiza una ceremonia en homenaje a las víctimas de la tragedia del 19 de septiembre. El Jardín de la Solidaridad, como era conocido este espacio en 1986, “se convirtió en un campamento para damnificados, lo que deterioró considerablemente el lugar”, consigna una nota de esta casa editorial publicada el 13 de julio de 1997, después “diversas organizaciones a lo largo de 10 años ocuparon este espacio para asentarse como medida de presión ante las autoridades, pero se decidió desalojar definitivamente a todos los invasores”, remata el texto de Silvia Otero.  En casas de campaña instaladas en la Plaza de la Solidaridad se observan muebles de todo tipo. Personas sin hogar llevan viviendo ahí varios años. En la fotografía de septiembre de 1992 se aprecia una placa alusiva al Jardín de la Solidaridad durante el mandato del presidente Miguel de la Madrid (1982-1988). Otros “inquilinos” de la Plazas, que van y vienen a lo largo de los años, son los niños y jóvenes en situación de calle, los cuales montaron sus casas con palos y hules entre las bancas y jardineras de la explanada. Algunos tenían en su interior televisiones, sillones viejos y hasta un altar a la Santa Muerte. La noche del 24 de julio de 2002, los granaderos desalojaron a los “vecinos incomodos” de la Plaza de la Solidaridad.

Imágenes de 2002. En la primera se aprecian diversos campamentos de personas en situación de calle, algunos con carpas y otros dormidos en sillones al aire libre. Al fondo se aprecia el cruce de avenida Juárez y Balderas. En la segunda, dentro de una improvisada casa de campaña armada con palos y pedazos de lonas, varios jóvenes observan la televisión, otro duerme y uno más mira al fotógrafo. Sara Markowski cuenta en su artículo La alameda y la plaza de la solidaridad. Exploraciones desde el margen, que junto a las personas en situación de calle, “se erigían cuatro carpas de ajedrecistas que a diario se convocaban para jugar ajedrez. En esas carpas se vendían bebidas y comida rápida”, aunque decían contar con un permiso de la delegación, dice la autora, “se trataba sin duda de una situación contradictoria, reveladora de las irregularidades en el otorgamiento de permisos y usos del espacio público.


Las bancas de la Plaza de la Solidaridad son el punto de reunión de ajedrecistas que desde las 10 de la mañana se dan cita para iniciar sus jugadas. La primara imagen corresponde a 1997 y la segunda es de 2016. En 2016, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera develó una placa conmemorativa por los sismos de 1985 en la Plaza de la Solidaridad; sin embargo, ésta contenía un error en el texto, en la magnitud del terremoto, pues decía 7.7 grados Richter, cuando fue de 8.1. Hasta el 19 de septiembre de 2017, un año después, el distintivo seguía sin ser corregido.

Placa conmemorativa de los sismos de 1985 instalada en 2016. Tras críticas en redes sociales por el dato erróneo de la magnitud del temblor: 7.7 grados Richter, fue retirada. Hasta el 19 de septiembre de 2017 no había sido corregida. Hoy en día, la Plaza de la Solidaridad, el símbolo de la unidad durante el terremoto del 19-S de 1985, también es ocupada como mercado ambulante. Algunos puestos utilizan el asta bandera que sostiene el monumento creado por el escultor Javier, para amarrar las cuerdas de sus changarros.

Un vendedor de bolsas ofrece sus productos a la personas que transitan por la zona, en la esquina de Balderas y avenida Juárez, al centro se observa la entrada al Metrobús. 

A continuación algunas comparativas del antes y después del área que ocupa la Plaza de la Solidaridad.


Fotos: Archivo EL UNIVERSAL. Colección Villasana Torres.

Fuentes: Hemeroteca EL UNIVERSAL. Rean la Plaza de la Solidaridad, nota de Silvia Otero (julio 13 de 1997). No satisface la recuperación la reparación del DF; hay que hacer más: Aguirre, nota de Armando Pérez (julio 16 de 1986). Siguen sin reponer la placa del sismo de 1985, nota de Diana Villavicencio (septiembre 19 de 2017). La alameda y la plaza de la solidaridad. Exploraciones desde el margen de Sara Markowski, en Antropología Revista interdisciplinaria del INAH.




Ver articulo completo