Pablo Perroni ayuda desde el teatro otra vez

Pidió que la taquilla de "Happy" fuera donada para los damnificados de los terremotos

Perroni es actor y productor de la puesta en escena. (CORTESÍA)

03/10/2017 00:05

|

Sughey Baños




aridiana.banos@eluniversal.com.mx

La función debe continuar y en el Teatro Milán ya comenzaron a aplicar este dicho, al reactivar su cartelera con otra función con el fin de ayudar a la reconstrucción de México después de los sismos, y ayer fue el turno de solidarizarse con la obra Happy.

“Son tiempos difíciles, afortunadamente desde nuestra trinchera, a través de lo que hacemos, podemos ayudar y también creemos importante que el teatro siga funcionando, que la gente siga viniendo, entonces es una manera de convocar a las personas no sólo para ver la obra sino también para ayudar”, mencionó Pablo Perroni, actor y productor de esta puesta en escena.

Pablo Perroni explicó que la semana pasada hicieron también una función a beneficio de las víctimas del terremoto con la obra Puras cosas maravillosas, pero decidieron hacer llegar los recursos a través de Love Army México, porque es una causa que está monitoreada, para que lo recaudado llegue directamente a los sitios donde se necesitan. Ahora se pensó en ayudar a Oaxaca, porque es una de las zonas que sigue siendo de las más afectadas.

“Hablé con los actores y la directora y estuvieron de acuerdo en donar la función del lunes (ayer) a una fundación que está construyendo viviendas temporales, para que la gente tenga donde pasar las noches mientras se reconstruyen todos los pueblitos”.

El también dueño del Teatro Milán señaló que era importante retomar actividades porque del teatro vive mucha gente y qué mejor que reiniciar con una buena causa.


“Happy es una obra que estrenamos hace un par de meses y que ha obtenido buenas críticas, es una comedia muy oscura, que confronta al espectador y lo cuestiona sobre si realmente es feliz, por eso la elegimos para esto”.

Pero esto sería sólo el principio de su colaboración para los damnificados, porque Perroni aseguró que junto a su esposa y socia Mariana Garza, ya están viendo un proyecto a largo plazo de reconstrucción de viviendas en los pueblos que más lo necesitan.

“Es regresar a la cotidianeidad sin olvidarnos que hay que seguir aportando y ayudando, mientras podamos hacerlo estaremos dispuestos”, señaló.

Perroni indicó que la gente puede acudir al Milán con la seguridad de que es un teatro seguro, ya que desde el 20 de septiembre cuentan con la verificación de Protección Civil y el dictamen estructural, en la cual constataron que el lugar no sufrió daños, pero debido a que el gobierno prohibió la realización de espectáculos públicos tuvieron que suspender funciones, pero desde este lunes el Teatro Milán tiene sus actividades normales, incluso tiene varias obras para estrenar.





Ver articulo completo