Buscan romper mitos sobre el cáncer

Anuncian campaña informativa sobre las verdades de este mal; por medio de videos se responderá a dudas del tema

Abelardo Meneses, director del INCan, afirmó que los mitos sobre el cáncer provocan que la gente no tenga prevención (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)

04/10/2017 00:26

|

Perla Miranda




justiciaysociedad@eluniversal.com.mx

Usar brasier ajustado, antitranspirantes, tintes para el cabello o hacerse una biopsia, ¿puede provocar cáncer de mama? La respuesta contundente es no. Por ese motivo el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), en conjunto con el Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer, lanzó la campaña Rompiendo Mitos sobre el Cáncer, con la finalidad de “vacunarnos contra la desinformación”.

Abelardo Meneses, director del INCan, señaló que esta cruzada pretende quitar el estigma de que cáncer es sinónimo de muerte. “Tenemos que saber qué decirle a la gente, permear en sus decisiones para que existan diagnósticos tempranos y evitar los mitos que a veces provocan que la gente no tenga cultura de prevención”.

Explicó que las campañas por la lucha contra el cáncer no deben romper récords, sino llevar mensajes que influyan en la sociedad.

“Una campaña va a ser funcional cuando rebasemos 20% de cobertura en mastografía y de esta manera se hagan los diagnósticos, porque en México 80% de las mujeres que son detectadas con cáncer de mama ha sido por la autoexploración”, dijo.

Señaló que hay tres cosas que deben saber todas las personas referente al cáncer: primera, que esta afección es prevenible y la detección oportuna ayuda a mejorar los resultados; segunda, el cáncer no es una sola enfermedad, existen más de 100 tipos de tumores, y, tercera, México cuenta con una red de investigadores dedicados a comprender y mejorar el diagnóstico, tratamiento y prevención.


“Si se previene y se trata, por supuesto que disminuirá la frecuencia y la mortalidad de esta enfermedad”, añadió.

La campaña Rompiendo Mitos estará conformada por una serie de videos informativos que responderán dudas de la sociedad, como, por ejemplo, ¿de qué manera impacta la contaminación del aire en el desarrollo de cáncer?

Los últimos años se ha creído que respirar el aire de una ciudad como México con altos índices de contaminación puede producir cáncer; incluso, la Agencia Internacional de la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) catalogó el aire contaminado como un carcinógeno; sin embargo, padecer este mal a causa del aire es poco probable.

“Aunque el riesgo asociado al cáncer como pulmón, mama, vejiga y estómago por la contaminación del aire es baja, es importante considerar que es sólo uno de los factores que contribuyen a su desarrollo. A diferencia del fumar, que se relaciona con 80% de casos de cáncer de pulmón, el aire sólo se asocia a 8% de los casos”.


Un mito más es que la exposición a celulares, televisores y computadoras pueden dañar células y formar tumores malignos. Aunque estos aparatos sí emiten radiación, ésta es de mediana y baja energía, y hasta el momento no se ha comprobado que exista algún daño tras la exposición a este tipo de radiaciones, porque en este espectro no son capaces de dañar el ADN, mucho menos las células.

“Investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León han estudiado el efecto de este tipo de radiación en animales como ratas y ratones sin encontrar un efecto en el desarrollo de cáncer. Mientras que un estudio realizado por la Agencia de Protección de la Salud de Inglaterra en 2012 revisó el efecto de una gran variedad de aparatos de uso diario, desde radio hasta puntos de WiFi, y concluyó que ninguno representaba un peligro para los seres humanos”.

Paula Anel Cabrera Galeana, adscrita al INCan, pidió a los mexicanos que se informen antes de creer en rumores y pongan atención a los verdaderos factores de riesgo.

“Una mujer con sobrepeso, que ha tenido familiares con cáncer de mama o cervicouterino, tiene muchas más posibilidades de padecer este mal que una que se pintó el cabello un par de veces”.


Recordó que una persona que es diagnosticada con cáncer en las etapas 1 y 2 tiene 90% de sobrevida; cuando se detecta en la etapa 3 la sobrevida es de 65% a 70%, y si el cáncer es diagnosticado cuando el tumor hizo metástasis es muy difícil que el paciente siga con vida.




Ver articulo completo