Rechaza Damián Zepeda que modificaciones en estatutos del PAN beneficien a Anaya


04/10/2017 09:35

|

Redacción




Damián Zepeda, secretario general del PAN, negó que las modificaciones estatutarias impulsadas en 2015 por Ricardo Anaya, presidente del partido, busquen su beneficio de cara a elección del candidato panista a la Presidencia de la República.

Sin mencionar que la denuncia publicada hoy por EL UNIVERSAL fue presentada el pasado 2 de octubre ante el Instituto Nacional Electoral (INE) por el panista Miguel Ángel Toscano, el panista optó por acusar que se trata de una lucha "anticipada" por la sucesión presidencial.

"Lamentamos que en la lucha anticipada por la candidatura presidencial algunos panistas pretendan confundir a la opinión pública con afirmaciones que no corresponden a la realidad y con denuncias extemporáneas de un evento que ocurrió hace casi dos años", respondió Zepeda en un comunicado.

Toscano dijo en entrevista que se trata de un "fraude" cometido por Anaya al "alterar" lo que avaló la asamblea  nacional del partido en 2015.

"Es un fraude (Ricardo Anaya y Damián Zepeda) son unos tramposos. El INE tiene que ordenar al PAN que anule la reforma de estatutos", precisó Toscano.

El ex titular de la Cofepris y ex diputado federal detalló en su denuncia ante el INE que Anaya alteró una modificación a los estatutos del partido para permanecer en el cargo como presidente y aprovechar recursos y spots en su beneficio en su búsqueda de la candidatura presidencial.


En 2015 la asamblea nacional del PAN aprobó que los presidentes, secretarios generales y tesoreros de los comités municipales pudieran permanecer en sus puestos hasta un día antes de su registro como candidatos a algún cargo de elección popular. 

Pero la modificación solo era para dirigentes municipales. Eso quedó registrado con notario pero los documentos presentados al INE incluyeron a los nacionales, lo cual señaló Toscano en su denuncia como una "alteración" impugnable legalmente, por lo que ejerció este derecho como panista.

Sin ese cambio anómalo, impugnado por Toscano, Anaya debió dejar la presidencia del partido antes del 8 de septiembre pasado cuando inició el proceso electora de 2018.

Según Zepeda "es  imposible manipular una Asamblea Nacional en la que participaron alrededor de 5 mil delegados numerarios de todo el país".


cg




Ver articulo completo