Que no sean retrógradas


05/10/2017 00:30

|

Gerardo Velázquez de Léon




El próximo sábado estarán haciendo historia los futbolistas mexicanos atreviéndose a formar una Asociación de Jugadores para reclamar sus derechos y cumplir con sus obligaciones ante los dueños de los equipos. Proyecto encabezado por Rafael Márquez, pero que por los problemas que lo aquejan no puede aparecer oficialmente como la cabeza de una organización que arrancará sin su líder.

Christian Giménez, Oribe Peralta y Carlos Salcido serán los hombres visibles para representar a los más de 470 futbolistas registrados, que siempre se quejan en privado del trato directivo, pero que no se atreven a hablarlo públicamente; ahora tendrán todo bajo el marco de la ley. Ya se vio una sátira en Netflix, dentro de la tercera temporada de Club de Cuervos, en la que Márquez y Francisco Fonseca, sin interpretar a ningún personaje, juntaron a supuestos futbolistas para unirse, anular el pacto de caballeros, que no debe existir y que deben exigir sus derechos.

Mucho de broma, mucho de realidad. Una buena escena de la serie que para el bien de los jugadores debería convertirse en realidad. El único directivo del futbol mexicano, que sin ser dueño, aceptó públicamente la existencia del pacto de caballeros ha sido José Luis Higuera, que en esa palabrería que le caracteriza dijo que era lo mejor para los futbolistas, tal vez sin darse cuenta de que es totalmente lo contrario.

Este nuevo ejercicio jurídico no debe convertirse en una nueva Comisión del Jugador, que al depender de la Federación Mexicana de Futbol, los intereses siempre irán en favor de quien paga y no de quien devenga un salario. Este viejo ejercicio de creación de una asociación estaba prohibido hasta mencionarlo públicamente en generaciones anteriores, así que la apertura existe, van por un camino correcto y será de mucha ayuda para quienes no ganan los millones de pesos.

Igualdad, ejercer sus derechos, cumplir sus obligaciones, entender que debe existir apoyo en todos los niveles a los más necesitados. Fondo de ahorro, de retiro, poder ejercer derechos laborales, no aceptar ir a un equipo sin estar de acuerdo, en fin, hay muchos temas por resolver. ¿Será? ¿Aceptarán los dueños? ¿Dejarán las directivas del América, Guadalajara y Cruz Azul que tres de sus estandartes y figuras funjan como líderes de un proyecto así?

Según lo que trasciende, los puntos principales de estas nueva Asociación serán: Independencia de la FMF, eliminación del pacto de caballeros, ayuda a futbolistas que tengan problemas con sus pagos y crear la consejería para quienes viven dificultades para cambiar de equipo.

Ojalá que no sean retrógradas y los dejen actuar, un paso hacia la transparencia y modernidad será que los futbolistas tengan claros sus derechos y sus obligaciones.

@gvlo2008

gerardo.velazquez@eluniversalbgwire.com.mx



Ver articulo completo