Este es el Porsche Club más antiguo del mundo

La historia del primer Porsche Club que cumple 65 años de su fundación


06/10/2017 14:23

|

Redacción Autopistas




El Porsche Club de Westfalia fue fundado el 26 de mayo de 1952 en la cuenca del Ruhr, una región sacudida por la Segunda Guerra Mundial. Con 65 años a cuestas, es el más antiguo del mundo.

Carbón, cerveza y acero, estos tres componentes han marcado la región y han hecho crecer a Essen, Bochum y Dortmund, entre otras ciudades. Sus habitantes están tan orgullosos de ser obreros como de sus orígenes.

Poco a poco, un convoy de brillantes deportivos se acerca a los hornos y a las salas de máquinas abandonados: Targa, Carrera, Spyder, pinceladas de color en un escenario marrón óxido. En apariencia son una contradicción, pero solo en apariencia.

En realidad forman parte de este lugar, ya que en 1952 fue fundado en Dortmund el primer Porsche Club del mundo. Karsten Schumann, presidente del Porsche Club Westfalen e. V.(PCW), ha organizado una pequeña comitiva.

Les gusta estar en compañía. Quizás por esto los entusiastas de Porsche se organizaron por primera vez precisamente aquí, en una zona de Alemania que después de la Segunda Guerra Mundial había quedado tan destruida. Fue cuatro años después de la presentación del primer deportivo de la marca Porsche, en presencia del legendario corredor de carreras Barón Huschke von Hanstein.

El nombre ‘Porsche Club westfálico de Hohensyburg’ debía recordar al antiguo circuito ubicado a las puertas de Dortmund, el Nürburgring de Westfalia. El automovilismo como idea clave tuvo un claro papel central desde el principio, y los primeros años se caracterizaron por los eventos deportivos y la velocidad.


En 1969 los aficionados de Porsche hicieron posible lo imposible y la ciudad de Dortmund consiguió un permiso excepcional para organizar un ‘eslalon de montaña en forma de carrera de montaña’ en medio de Dortmund-Wellinghofen. El evento fue un éxito y hoy es uno de los muchos hitos de la historia del club de la cuenca del Ruhr.

La mayor aglomeración de Europa experimentó radicales pérdidas después de la guerra. La minería y la industria del acero perdieron importancia poco a poco.

En los años del milagro alemán los entusiastas de Porsche de Westfalia festejaban en las salas de baile de Dortmund con los famosos de su época. Bailaron con músicos como Hazy Osterwald y Max Greger, y en 1962 Ferry Porsche acudió a celebrar los 10 años del club.  

Paso a paso, la antaño denominada ‘despensa del carbón de la nación’ se transformó en un centro de servicios, educación y cultura. La transformación estructural trajo nuevos aires a la región y también dio alas al club.


En la actualidad son unos 55 los amantes de Porsche en Dortmund y alrededores. El PCW tiene registrados más de 100 Porsche. Como modelos especiales su presidente destaca un 924 GTS de 1981 y un 911 GT2 (modelo 993) de 1996, así como también un 911 Turbo Cabrio (modelo 930) de 1989.

El club aún organiza sus veladas, pero prefieren celebrar la amistad Porsche mientras conducen sus autos en carretera, como en el aniversario número 50, en donde fue organizado un convoy Stuttgart-Zuffenhausen, la cuna de su pasión común; cinco años más tarde a Sylt.

Para celebrar el actual aniversario la tropa del PCW viajó en mayo a la Toscana, y fue la primera vez que salen juntos al extranjero. Para ganarse a los socios del club, consideran que lo mejor es llevar consigo el olor local.




Ver articulo completo