​Lo nuevo del teleférico de Zacatecas

Después de su remodelación quedó más atractivo que nunca

Inauguradas en 1979, las telecabinas convirtieron a Zacatecas en la primera ciudad mexicana que presumía de este servicio. (Foto:Claudia Díaz)

23/07/2018 01:20

|

Samantha Michelle Guzmán




samantha.guzman@clabsa.com.mx

La ciudad de Zacatecas tiene cierto amor por las alturas. Su arquitectura barroca, construida en un accidentado valle flanqueado por dos cerros, impresionó a la Unesco hace 25 años. Y, para apreciarla mejor, cuatro décadas atrás nació su atractivo turístico emblemático: un teleférico que sobrevuela la capital.   (Claudia Díaz/El Universal)

Inauguradas en 1979, las telecabinas fueron una innovación de su tiempo, pues convirtieron a Zacatecas en la primera ciudad mexicana que presumía de este servicio. En aquel entonces se planeó que el sistema del teleférico estaría en funcionamiento como máximo por 30 años, pero terminó operando un sexenio más.  

Artículo
​Las 3 mejores rutas guiadas en León
Ropa, calzado de autor, arte y antojos locales picositos

Por eso fue necesaria una renovación que duraría casi dos años, cuenta Eduardo Yarto, secretario de Turismo de la ciudad. Se cambió casi todo: maquinaria, espacios y tecnología. Se conservó el concepto y la ubicación de sus dos estaciones: Cerro del Grillo y Cerro de la Bufa, que alcanza más de dos mil 600 metros de altura sobre el nivel del mar.

  (Claudia Díaz/El Universal)


La ciudad a tus piesInstintivamente, los viajeros se sujetan “con ganas” de su asiento y no pisan completamente, solo recargan las puntitas de los pies. Esa parece ser la reacción natural ante una nueva cabina, cuyo suelo es totalmente transparente. Te da un mejor ángulo de observación, pero también puede ser motivo de vértigo. 

 (Foto:Claudía Díaz/El Universal)

Las otras seis cabinas tampoco pierden protagonismo. Aunque su piso es convencional, fueron diseñadas con ventanas más grandes para aprovechar las vistas. Se optimizó el espacio: son más amplias, pero en lugar de 12 personas, como en el pasado, viajan ocho como máximo. En las antiguas góndolas debías permanecer de pie, aquí todos van sentados. 

El paseo tiene una altura máxima de 100 metros. Tu panorama abarca los principales monumentos que hicieron de Zacatecas una Ciudad Patrimonio para la Unesco, como la Catedral Basílica, el Templo de Santo Domingo y el Extemplo de San Agustín. 


Artículo
5 historias de fantasmas en aeropuertos y aviones, contadas por un piloto
Hay aeropuertos donde se reportan apariciones en plena pista, y a veces hasta los pasajeros han notado actividad paranormal

Si te gusta apreciar los tonos del atardecer, tienes una gran oportunidad, porque se abrieron tours nocturnos durante las temporadas altas. Hasta hace dos años, los recorridos duraban cinco minutos y medio. Actualmente toman siete minutos, pero el sistema se ha vuelto más constante y eficiente.  Hay varios proyectos a corto plazo. Se piensa estrenar un mirador en el Cerro de la Bufa, así como un bar y un museo que cuente la historia del teleférico.

Ten un día perfectoMuy cerca de las estaciones del teleférico, están dos atractivos clásicos. El primero, bajo el Cerro de la Bufa, es el Museo Rafael Coronel. Si has oído sobre él, probablemente llegues con la promesa de encontrar la colección de máscaras más amplia del mundo (son alrededor de 11 mil); después notarás que su acervo alberga muchísimas piezas históricas: entre mobiliario colonial, objetos prehispánicos y obras de arte. Todo está distribuido en un convento cuya construcción terminó en el siglo XVIII. 


El segundo atractivo, cercano al Cerro del Grillo, es la Mina El Edén. Es una manera vivencial de acercarte a la historia de Zacatecas, ya que la industria minera dio esplendor a la urbe en la época colonial. Específicamente en este sitio, la extracción de oro y plata comenzó en el siglo XVI. Se permite caminar por sus profundidades, que han sido acondicionadas con luces y señalización; el tour incluye un paseo en tren. A 10 minutos a pie desde la mina, se encuentra la cantina Las Quince Letras, que sirve mezcal producido en el estado. La reconoces por una placa en el exterior que indica su año de inauguración, hace más de un siglo. Al entrar no verás un solo rincón sin adornar por una pintura o un objeto curioso.  

Mesón de Jobito es uno de los hoteles más tradicionales. Está alojado en una antigua propiedad del centro histórico. Tiene un restaurante que ofrece comida típica. 


Cuánto cuestaSúbete al teleférico. El recorrido sencillo cuesta 100 pesos para adultos y 50 para niños; el paseo de ida y vuelta cuesta de 160 pesos para adultos y 80 para niños.Funciona de lunes a domingo, de 10 de la mañana a seis de la tarde. En temporada alta, de jueves a sábado, hay tours nocturnos de siete a 10.Sitio: www.zacatecastravel.com






El Museo Rafael Coronel se aloja en un convento cuya construcción terminó en el siglo XVIII.
Este museo cuenta con la colección de máscaras más amplia del mundo (son alrededor de 11 mil).
Cantina Las Quince Letras fue inaugurada hace más de un siglo.
Las dos estaciones del teleférico son Cerro del Grillo y Cerro de la Bufa, esta última alcanza más de dos mil 600 metros de altura sobre el nivel del mar.


Ver articulo completo