Luego de 20 años redescubren en Francia obras de Henri-Edmond Cross

La muestra, que reúne 110 obras entre las que destacan pinturas, dibujos y acuarelas

"La huida de las ninfas" de Henri-Edmond Cross. Foto: Archivo EL UNIVERSAL

06/09/2018 12:16

|

EFE




El francés Henri-Edmond Cross (1856-1910), considerado uno de los padres de la modernidad de la pintura, es el protagonista de una nueva exposición monográfica en Francia, la primera que se hace sobre su obra desde hace 20 años.

La muestra, que reúne 110 obras entre las que destacan pinturas, dibujos y acuarelas, enseña en el Museo del Impresionismo de Giverny -el pueblo donde Monet pintó sus célebres nenúfares- un recorrido que se desarrolla en tres etapas ordenadas cronológicamente y tratan la evolución de su arte.

"Estamos muy felices de haber podido reunir las obras de Cross para comprender bien su evolución, desde sus cuadros más oscuros hasta esa explosión de colores y de vida en su última etapa a principios del siglo XX", declaró a Efe la comisaria de la exposición, Marina Ferretti.

La primera etapa del artista, consistente sobre todo en dibujos de retratos de familiares, presenta un estilo realista en donde existe un fuerte contraste de rostros con colores frescos y fondos sombríos.

Ferretti desveló que el desafío de la exposición fue encontrar y reunir las obras del pintor, una labor para la que ha contado con la colaboración del Museo Thyssen de Madrid, entre otros.

La exhibición desvela con precisión el cambio en la evolución del pintor a partir de 1883, año en el que se instala con su familia en Mónaco y comienza a interesarse por reflejar la naturaleza y el paisaje con cuadros más coloridos.


En 1891, el impresionista dibuja uno de sus cuadros más importantes: "El retrato de Mme. Hector France". La obra, impregnada de una delicada armonía azul y rosa que se estructura en una geometría rigurosa, representa la adhesión definitiva de Cross al neoimpresionismo.

Los siguientes cuadros del francés, en palabras de la comisaria, reflejan una mayor "pureza en los colores" que busca mostrar una naturaleza más virginal y pura.

El comienzo del siglo XX, coincidente con la última etapa del artista, es descrita por Ferretti como una obra de "filosofía nietzscheana", con cuadros más líricos que ejemplifican la armonía del hombre con una naturaleza "más exuberante".

De hecho, el pintor retrató al pensador alemán en una acuarela sobre papel en la que este parece emerger de entre la niebla y que se puede contemplar en la exposición, abierta hasta el 4 de noviembre.


Artículo
Bienal de París reúne tres mil años de historia
La Bienal de París que se celebra en el suntuoso museo del Grand Palais apuesta por incluir el diseño y la creación contemporáneos

akc




Ver articulo completo