Focos rojos en el Estado de México

Encuestas internas del PAN y de Morena perfilan una seria posibilidad para este último de ganar la elección mexiquense, lo que presiona a las cúpulas priístas, panistas y perredistas


25/01/2017 02:37

|

Raúl Rodríguez Cortés




Del descarrilamiento de la alianza PAN-PRD en el Estado de México, el principal beneficiario no es el PRI, sino Morena.

Con las preferencias por el tricolor en declive a consecuencia del gasolinazo, el blanquiazul en medio de una feroz lucha interna por la candidatura y el partido del sol azteca desfondado, la coyuntura favorece al movimiento de AMLO.

Encuestas internas del PAN y de Morena perfilan una seria posibilidad para este último de ganar la elección mexiquense, lo que presiona severamente a las cúpulas priístas, panistas y perredistas en la selección de sus candidatos, que tienen hasta el próximo 29 de marzo para nominarlos.

El lunes pasado, cerca de la media noche y con el plazo para registrar coaliciones a punto de vencer, naufragaron las negociaciones de la alianza. El desacuerdo acabó por llevarse entre las patas la pactada, el viernes anterior, para Coahuila.

Y mientras la líder perredista Alejandra Barrales notificaba el fracaso de las negociaciones en un hotel ubicado frente a la Alameda de la Ciudad de México, la ex presidenta municipal de Texcoco, Delfina Gómez Álvarez arrancaba en Toluca, de la mano de López Obrador, su camino hacia la candidatura de Morena, posición que, por mera formalidad y para justificar la precampaña, le disputará América Rivera.

Pero la candidata será Delfina, maestra normalista que encendió los focos rojos en el PAN hace un par de semanas, cuando una de sus encuestas internas de intención del voto colocó a Morena en el primer lugar, con 28% de las preferencias, seguido del PAN con 24%, el PRI con 18% y el PRD con 8%.


Esa tendencia, que se confirmó al inicio del año tras el gasolinazo, se veía venir desde noviembre, mes en que una encuesta de El Financiero-Bloomberg daba al PRI 31%, seguido por Morena y el PAN, con 28% ambos. En esa línea estaban entonces las mediciones internas del partido de AMLO que primero dieron al PRI 22%, al PAN 20% y a Morena 17%, y un mes después 21% al PAN, 19% a Morena y 13% al PRI.

Este panorama fue lo que llevó a la dirigencia del PAN, que encabeza Ricardo Anaya, a presionar, vía Santiago Creel, a la ex candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, para que reconsiderara su negativa a ir como abanderada de la eventual alianza o del panismo solo, en detrimento del avance que ya se había obtenido para respaldar, coaligadamente, al senador ex perredista Alejandro Encinas.

El PAN publicó ayer su convocatoria de registro de candidatos, al tiempo que Ricardo Anaya informaba que son seis los aspirantes blanquiazules, entre los que la mejor posicionada, dijo, es Vázquez Mota.

Pero Josefina, de acuerdo con consultas de este reportero, no ha aceptado. Todavía evalúa la posibilidad. Exige, con sobrada razón, lo que le regatearon como candidata presidencial: todo el apoyo del partido (económico y político) y la unidad de sus huestes, esta última escatimada sobre todo por las filas mexiquenses, cuyo dueño y señor es el diputado federal Ulises Ramírez, quien anoche estaba reunido con Anaya.


En las filas perredistas, tras el fracaso de la alianza, se diluyen las posibilidades de Alejandro Encinas, con la presión de la tribu dominante en el estado, que es Alternativa Democrática Nacional que encabeza Héctor Bautista, quien apoya las aspiraciones de Juan Zepeda.

Mientras que en las del PRI, crece la versión de que el líder estatal Carlos Iriarte, por su arraigo y conocimiento del estado, es el que podría evitar la debacle tricolor, aunque se ha filtrado la versión de que el gobernador Eruviel Ávila y el influyente ex gobernador Arturo Montiel han pactado apoyar a la secretaria estatal de Educación, Ana Lilia Herrera, mientras que en el ánimo del presidente Peña Nieto, aseguran, sigue pesando el afecto por su primo Alfredo del Mazo.

INSTANTÁNEAS. 1. ANAYA. El Inai ordenó al PAN y a su presidente Ricardo Anaya que a más tardar el 3 de febrero próximo entregue a un solicitante de información pública la documentación pública que sustenta la declaración 3de3 del líder nacional del blanquiazul. Por ley, las resoluciones de ese instituto ya son inatacables. ¿Cumplirá Anaya con la exigencia? Su respuesta sentará precedente.

2. AL BURÓ. Quienes lo han visto últimamente aseguran que el ex gobernador de Oaxaca Gabino Cué anda muy nervioso. Y no es para menos después de que se conociera que las deudas que dejó su administración enviaron al estado al buró de crédito. Por esa razón, el nuevo gobierno no ha podido hacer efectivo un crédito del Banco Mundial para la construcción de infraestructura hidráulica. La administración de Alejandro Murat ha encontrado deudas de corto plazo por dos mil 200 millones de pesos, parte de los seis mil millones de pesos en observaciones que hizo a Gabino la Auditoría Superior de la Federación.


Ya se investiga una millonaria desviación de recursos.

rrodriguezangular@hotmail.com

@RaulRodriguezC

ralrodriguezcortes.com.mx





Ver articulo completo