TAG Heuer pasea un museo por el mundo

La firma presenta Heuer Globtrotter, una exposición única que mostrará 400 piezas históricas en 10 ciudades del mundo. Un despliegue de historia y maestría relojera inédito.

Heuer Globetrotter Exhibition

29/08/2017 14:18

|

Israel Pompa-Alcalá




La firma rebelde de la alta relojería, TAG Heuer, vuelve a revolucionar los cánones de la industria con una exposición única que reúne varias piezas vintage provenientes de su museo de manufactura en La Chaux-de-Fonds y de algunos coleccionistas locales, con el fin de completar un concepto único, totalmente original.

Del 16 al 30 de septiembre, la Heuer Globetrotter Exhibitión llegará a 10 boutiques de la casa, para exhibir un total de 400 piezas de forma simultánea en 10 países con 10 temas específicos. Este acontecimiento se presentará como parte de una iniciativa para reforzar y mostrar la poderosa historia de TAG Heuer y es una idea de Jean-Claude Biver, CEO de la compañía.

El eje temático de la nueva exposición consiste en relatar los 150 años de vida de la manufactura. Jack Heuer, bisnieto del fundador es una pieza clave de esta iniciativa. Él ha participado con un gran número de piezas icónicas, entre ellas el Autavia.

Del reloj de bolsillo hasta los contadores de a bordo, además de numerosas patentes innovadoras, esta exposición mostrará al público el legado de TAG Heuer en todo su esplendor.


Al respecto, el propio Jack (quien también funge como presidente honorario de la empresa) afirma: "Estoy abrumado por todos los acontecimientos que suceden alrededor de la antigua marca Heuer, ahora TAG Heuer. Agradezco sinceramente esta forma tan brillante y profesional de mostrar el rico legado de la marca para trazar un espléndido futuro".

La división de la exposición se dará de la siguiente manera: París, los Heuer clásicos; Ginebra, los principales inventos; Munich, los relojes militares; Venecia, coches y cronometraje; Dubai, navegación y buceo; Singapur, Fórmula 1; Hong Kong, coches y pilotos; Sidney, multideporte; Tokio, el diseño a lo largo de la historia y Miami, la estética. Cabe destacar que para cada boutique, TAG Heuer ha elegido a un coleccionista destacado para seleccionar en otras colecciones locales las piezas que se exhibirán en la muestra.







Modelo icónico creado en 1962, cuyo nombre es una contracción de las palabras AUTomóvil y AVIAción. El mítico cronógrafo diseñado especialmente para los pilotos más exigentes, se convirtió en prototipo de varias piezas similares.
1911 fue testigo del nacimiento del primer reloj de a bordo, mismo que mostraba el tiempo transcurrido durante todo el viaje. Una innovación para la historia.
Este fue uno de los primeros cronómetros deportivos del mundo en contar con precisión de centésima de segundo.
En 1957 se lanzó este cronómetro dotado de biseles con escala intercambiables.
Este reloj resulta histórico por partida doble: en 1972, Jack Heuer lo regaló al mítico piloto Ronnie Peterson, por lo cual lleva una inscripción especial en el fondo de la caja. En 2016, Sotheby"s lo subastó por 226,000 dólares, convirtiéndose en el TAG Heuer más caro de la historia.
El 3 de marzo de 1966, la firma lanzó el primer cronógrafo automático con esfera cuadrada en la historia de la relojería.


Ver articulo completo