Los cambios en Revista de la Universidad de México

Crimen y Castigo

Ignacio Solares (Foto: Archivo. EL UNIVERSAL)

15/09/2017 00:20

|

Periodistas Cultura




Los cambios en Revista de la Universidad de México

La Revista de la Universidad de México tiene un nuevo rostro y ha comenzado a vivir una nueva época. Ayer fue lanzada de manera pública con una mesa de diálogo en la librería Rosario Castellanos, seguida de un bailongo en el que corrió copioso el mezcal. La Revista de la Universidad de México tiene un nuevo formato que es atractivo, moderno y manejable; es nueva su rica propuesta visual; son nuevos sus colaboradores y muchos de los miembros de su Consejo Editorial. En realidad son muchos los cambios, pero en esta nueva época liderada por la escritora Guadalupe Nettel, en la revista de la UNAM no vemos a los universitarios, tampoco que en sus páginas se aborden los aspectos que trabaja la Universidad ni los temas de coyuntura cultural y menos vemos el nombre de Ignacio Solares, quien se supone figuraría como director honorario. ¿Qué pasó ahí? ¿Sólo fue un nombramiento de transición?

¿Qué falló en Efiarte?

Hace unos días se dieron a conocer los resultados de la aplicación del estímulo fiscal a proyectos de inversión en la producción teatral nacional, de artes visuales, danza y música en los campos de dirección de orquesta, ejecución instrumental y vocal de la música de conciertos y jazz. Mejor conocido como Efiarte, en octubre fue celebrado por la comunidad cultural porque se ampliaba a otras disciplinas y porque el monto sería de 150 millones de pesos. En total se apoyarán 59 proyectos. 47 son de teatro; tres para música, ¡tres! Otros tres para danza. ¡Sí, tres! Y seis para artes visuales. Y eso no es todo, el informe que entregó Hacienda indica que no se asignó en tu totalidad el monto y que quedó un remanente por 54 millones 616 mil pesos; y que el Comité Interinstitucional determinó que no hay tiempo para una nueva convocatoria para asignar ese remanente. Ayer, la comunidad teatral se reunió para fijar su postura: exigen que se abra un periodo extraordinario y piden que para el siguiente año fiscal se mejoren las reglas generales de operación. Este estímulo ha generado muchas preguntas: ¿por qué se aprobaron tan pocos proyectos de danza y música?, Si 150 millones implicaban un gran logro, ¿por qué hay un remanente?, ¿esto pone en peligro al Efiarte?




Ver articulo completo